Las familias del área de Barcelona prefieren el pescado fresco, a la plancha y del mercado