Los mayoristas de Mercabarna esperan comercializar cerca de 15 millones de calçots esta temporada, un volumen sin precedentes